La Herencia

La herencia como el conjunto de bienes, derechos y obligaciones que no se extinguen después de la muerte de una persona y su reparto es libre por parte del testador. Sin embargo, el Código Civil obliga a dejar cierta proporción de los bienes a ciertos parientes (herederos forzosos o legitimarios). Así, en el caso de dejar descendientes al tiempo de la muerte, este conjunto de bienes formado por la herencia más las donaciones se divide en tres partes iguales: legítima, mejora y libre disposición:

  • La legítima estricta es el tercio de bienes sobre los que no se podrá disponer libremente y que irá destinado a los herederos forzosos o legitimarios y se reparte entre los hijos a partes iguales; si alguno de ellos ha fallecido, heredan sus ulteriores descendientes por derecho de representación, es decir, por estirpes.
  • El tercio de mejora: parte que tampoco es de libre disposición, pero sobre la cual se tiene cierta disponibilidad. La ley establece que el tercio de mejora se debe repartir entre hijos y descendientes pero -no necesariamente a partes iguales. Se puede beneficiar a unos hijos frente a otros.
  • El tercio de libre disposición: el testador puede dejárselo a quien quiera, sea familiar o no, y pudiendo ser una persona física o jurídica, incluyendo entidades sin ánimo de lucro. Sobre esta parte puede decidir con absoluta libertad.

Sin embargo, en el caso de fallecer sin descendientes pero con ascendientes (padres o abuelos), éstos tendrán derecho a la mitad de la herencia, como legítima. En este caso, si le sobrevive el marido o esposa, éste o ésta tendrá derecho al usufructo de la mitad de la herencia.

El que fallezca sin ascendiente ni descendientes, pero con marido o esposa, deberá reconocer a éste o ésta el usufructo de dos tercios de la herencia.

Como se ve, siempre hay una parte disponible libremente, que es, como mínimo una tercera parte de los bienes.

El Legado

El legado afecta a la parte del patrimonio que no corresponde obligatoriamente a los herederos forzosos.

Así, un testador en su testamento, además de nombrar heredero/os, puede dejar bienes o derechos determinados a una persona, física o jurídica.

Esos bienes pueden ser un bien (un inmueble, un coche, una obra de arte, joyas, etc.) o un derecho (una prestación, el cobro de una deuda, un porcentaje patrimonial, etc.). También pueden legarse bienes que no se encuentran en el patrimonio del testador. En ese caso, los herederos deberán adquirir el bien para el legatario (la persona que recibe el legado) con el patrimonio de la herencia.

La especificidad de los legados es que tienen un límite: no pueden perjudicar en ningún caso la legítima de los herederos forzosos. Además, deben otorgarse obligatoriamente mediante testamento e indicarlo de forma expresa.

¿Cómo puedo dejar un Legado o Herencia a la Fundación DASYC?

El procedimiento es muy sencillo. Tan sólo es necesario que visite a su notario e indique en su testamento los bienes que desea legar a la Fundación DASYC, incluyendo los siguientes datos:

Nombre social: Fundación DASYC
Domicilio social: Calle Cirilo Amorós, 20 pta. 3 – 46004 Valencia
C.I.F.: G-96291943

Para obtener más información sobre esta forma de colaboración, contacte con nosotros a través del 963107027 o mediante el formulario de contacto.